Quiero ser como Heidi…

Se acaba lo bueno, eso dicen todos cuando llega septiembre, y Marta piensa lo mismo y se niega a volver a casa. La cuestión es que tenemos que ir a recogerla mañana y cada vez que llega el momento se inventa unas historias tremendas.

Me pongo muy contenta cuando nuestra relación madre/hija se parece en algunas cosas a la norma. Dice que soy muy protectora y que prefiere quedarse en su pueblo.

Marta adoptó el pueblo de mi padre, La Parra, alegando que su abuelo le había dicho que todo lo que es suyo es para ella. Y en su discurso siempre dice que es su pueblo, que se lo ha dicho su abuelo.

La buena es la excusa de hoy, cuando le digo: -“¿Vamos esta tarde a por ti?”

Me responde al segundo:  – “No, mami, yo me quedo a vivir aquí para siempre, quiero ser como Heidi… que se queda a vivir con su abuelo.”

-“Si, muy bien!…pero tú tienes padres y hermana y Heidi se fue con su abuelo porque era huérfana” . Le contesto pensando que se va a ablandar.

Pero va y me contesta: -“Me da igual, venid a verme cuando queráis”.

¿Que hago, la quedo allí? 

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Yo no soy una acusica…

Como cada trayecto hacia las terapias, Marta siempre tiene algo que contar, aunque pida permiso para contarlo y le digas que no, ella, de todas maneras te lo suelta.
Mamá hoy he tenido una reunión importante con el director de mi instituto, PROA, para explicarle que un chico lleva el móvil a clase y eso no se puede, está incumpliendo las normas.

-“Siento decirte Marta que eres una acusica”.

-“De eso nada, mamá… yo no soy una acusica, soy una cumple normas. Y el director me ha dicho que he actuado bien por decírselo”.

-“Yo no pienso lo mismo, Marta, como seas una chivata te vas a quedar sin amigos”.

Escasos segundos en silencio…me dice con voz de pena:-“Sin amigos no, mami. Me he quedado otra vez sin novio, porque era mi novio”.

-“¿¡Ah sí!? ¿Te has chivado de tu novio? ¡Qué fuerte Marta!”

-“No, mamá. He hecho lo que tenía que hacer, aunque me quede sin novio ya encontraré otro.”

-“¡Que suerte tienes para encontrar novios, Marta!”

En fin… por lo menos tenemos claro que significa cumplir normas… pese a las consecuencias.

¿Tú te chivarías?

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Tienes el síndrome de…

Año nuevo síndrome nuevo, como si no tuviéramos bastante. 
Hace unos días en nuestra batalla conjunta con las actividades diarias de la vida, Marta me dice: -“Mamá creo que necesitas ir al psicólogo o mejor dicho al psiquiatra a que te ayude”.

-“Qué… yo ya tengo psicóloga…desde que tú naciste guapa, si no hubiera sido imposible”. 

-“Si, mami, deben tratarte. Tienes el síndrome… del cuidador permanente”.

Después de tragarme la saliva, le pregunto: -“¿Y que síntomas tiene ese síndrome, Marta?

-“Pues muy fácil, que no me dejas hacer las cosas a mí sola, me han dicho que no me dejas hacerme las cosas sola por qué padeces este síndrome y yo estoy preocupada por ti”.

-“Ahhh, muchas gracias y gracias también al ‘Honoris Causa’ que lo ha descubierto, creo que ahora todo me irá mejor”.

Se queda más tranquila que un ocho y de nuevo traslada su incapacidad en mi espalda, nunca mejor dicho, y en mi responsabilidad.

-Lo siento mucho, mamá, pero tienes que aceptarlo es lo que me han dicho los profesionales”.

A pesar de que tengamos un certificado de discapacidad que roza el tope y una valoración de la dependencia considerable, a vista de muchos sigue siendo por culpa de las madres. 

Me quedé sin aliento, como si no hubiéramos hecho todo lo posible por su autonomía.

Necesitamos más concentración en las terapias y menos diagnósticos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Quieres salami…

No voy a contar nada de alimentación, pero sí de otra necesidad básica, voy a hablar de sexo.
Es muy difícil para cualquier madre abordar algunos temas, más aún cuando tu hija es gran dependiente a punto de cumplir los 18 años y con las mismas necesidades que todos.

Por muchos congresos de discapacidad, diversas charlas y formación a las que he asistido, entrar en materia sexual se me sigue atragantando. En fin, es lo que hay.

Ayer en la piscina, en un entorno familiar de confianza, salió el tema; Marta se sinceró y empezó a contar sus pensamientos y experiencias al respecto, sin tener en cuenta que estábamos dentro de la piscina y que a su tía le dió un ataque de risa que casi se ahoga.

Hubo muchas, pero ahí va la perlita protagonista; -“Si, si tía, a los chicos de mi instituto solo les interesa el rinqui, rinqui. El otro día me dice uno: -“Quieres salami…?  Y yo le contesté: -” Ya he comido en casa, ja ja ja”.

Os podéis imaginar cómo nos quedó a todos.

Por mucha naturalidad con la que se hable, yo ya estoy para otras cosas.
Tema asignado a sus tías, lo siento, me niego, es mi hija no mi amiga.

Esta chica tan natural me supera.

¿Habláis de sexo con vuestros hijos?

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Yo lo miro en Google…

Toca el campamento de Aspace, a Punto Umbría, que lujo, Marta no se pierde una. Se lo pasa bomba pero insiste diciéndome que la apunto a todos los campamentos para librarme de ella. Es una sinvergüenza.

Hablando con ella esta tarde me dice:

-“¿Qué tal? ¿Cuéntame?
-“Mami, he conocido a un moreno y me ha dicho que me vaya con él a su país.
-“¿Como?, de eso nada Marta, que voy a hacer yo sin ti.
-“Tranquila, mamá, que yo no me voy de España”.

¡Me va avisando que de casa se irá!
-“Además le pregunté que de qué país era y me contesta que es del país de los leones, y yo le dije que de Sierra Leona. Y va y me contesta que; donde viven los elefantes, como si yo fuera tonta.
-“No te enfades, solo, ha querido ser amable contigo.
-“De eso nada, mamá, que me diga el pueblo exacto y yo lo miro en Google… Earth.” Ya decidiré yo sí me voy o no con él.

Hay Dios mío, esta, se me escapa un día a África con un moreno.

No tendré yo esa suerte.

Qué #malamadre soy.

Publicado en Asociacionismo, Discapacidad, Sin categoría | Deja un comentario

Estoy harta…

 

A pocos meses de cumplir la mayoría de edad doña reivindicativa Marta, no para de protestar, la mayoría de las veces es insoportable pero como sabéis otras, es la monda.

Su colegio organiza siempre a final de curso una excursión a Costa Ballena (Cádiz) y yo, pensando que ella quería ir como el año pasado, hice la solicitud.

Mi sorpresa fue que un día antes de hacer las maletas me dice:
– “Estoy harta… de que decidas por mí, no quiero ir de excursión a la playa y como me mandes me voy a poner súper violenta y cuando llegue al colegio voy a tirar todas las mesas y las sillas de la clase”.
La hermana y yo nos miramos y nos entró  un ataque de la risa;
– “¿Violenta tu?, si no eres capaz de tirar un cojín”, dijo Elena, Marta no pudo contestar y se echó a reír con nosotras.

Se montó en el autobús camino al colegio tan feliz y contenta diciéndole al acompañante del transporte; -“Bien, José, me voy a la playa”.
Yo alucinando, sin decir ni pio, como siempre.
Ayer, hablando con ella, me despide rápido la conversación telefónica, con lo que le gusta hablar por teléfono, diciéndome; -“Te tengo que colgar, mami, que me voy de ligoteo, voy a llevarte a casa un Costa Balleno guapísimo, ¿Como te vas a quedar mami, de piedra, verdad?.

Paciencia, mamás, paciencia.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Mamá…esto que está pasando…

Como en cualquier hogar que se tercie, la dinámica familiar a las 7:00 de la mañana se tambalea.

Hace tiempo, en un caos mañanero entre padre, madre y adolescentes saltaron chispas y por ende un enfado morrocotudo.
Entre las tareas habituales del hogar a esas horas, como todos sabéis, Marta a lo único que se dedica es a lanzar cuestiones filosóficas, a mandar, a hacer preguntas, repreguntas y más preguntas y cuando ya nos tiene a todos desquiciados, tiene el morro de decirme: –  “Mamá… esto que está pasando en esta familia tiene un final”.

Yo ni caso y sigo a lo mío, hasta que de nuevo consigue llamar mi atención.
Soltando esta perlita por la boca: – “Por cierto, mami… ¿Cuál de los dos va a solicitar mi custodia… papá o tu?
Todavía consiguió enfadarme más y le contesté: – “Mira bonita, yo no, te vas con tu padre del tirón”.

Es lo único que le interesa, quien va a cuidar de ella.
Egoísmo puro, la enfermedad del siglo XXI, también la padece Marta.
No os creáis que se inmutó, siguió hablando de sus cosas como si nada, yo me quedé sin aliento; entre la hora, la bulla y la pregunta casi me da un infarto.

Como dice el refrán; “Cría cuervos y te sacarán los ojos”.

En fin… ¿Alguien la quiere?

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario