Mamá…esto que está pasando…

Como en cualquier hogar que se tercie, la dinámica familiar a las 7:00 de la mañana se tambalea.

Hace tiempo, en un caos mañanero entre padre, madre y adolescentes saltaron chispas y por ende un enfado morrocotudo.
Entre las tareas habituales del hogar a esas horas, como todos sabéis, Marta a lo único que se dedica es a lanzar cuestiones filosóficas, a mandar, a hacer preguntas, repreguntas y más preguntas y cuando ya nos tiene a todos desquiciados, tiene el morro de decirme: –  “Mamá… esto que está pasando en esta familia tiene un final”.

Yo ni caso y sigo a lo mío, hasta que de nuevo consigue llamar mi atención.
Soltando esta perlita por la boca: – “Por cierto, mami… ¿Cuál de los dos va a solicitar mi custodia… papá o tu?
Todavía consiguió enfadarme más y le contesté: – “Mira bonita, yo no, te vas con tu padre del tirón”.

Es lo único que le interesa, quien va a cuidar de ella.
Egoísmo puro, la enfermedad del siglo XXI, también la padece Marta.
No os creáis que se inmutó, siguió hablando de sus cosas como si nada, yo me quedé sin aliento; entre la hora, la bulla y la pregunta casi me da un infarto.

Como dice el refrán; “Cría cuervos y te sacarán los ojos”.

En fin… ¿Alguien la quiere?

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ya no me gusta…

Marta está cambiando, a ella no le hace ninguna gracia pero, yo estoy encantada.

Sus quejas son, claramente, de un proceso madurativo.

Aspace tiene un convenio de formación con la universidad de terapia ocupacional y muchas estudiantes entran en las terapias, normalmente Marta venía encantada; la novelería, chicas nuevas con las que hablar, algo de escaqueo en terapia, para ella era perfecto.

Las cosas cambian y me dice hace unos días:-“¿No sé si contarte una cosa, igual te enfadas?.
Como si no lo fuera a contar, si no se calla, pienso yo.
-“Hoy Isabel (su terapeuta) les ha contado toda mi vida a unas desconocidas, como si yo no la escuchara; que si no me ducho sola, que no me visto sola, que no hago esto, ni lo otro, y a ellas que les importa.
-“Son estudiantes, tranquila, están aprendiendo, no van a decir nada”.
-“Además lo apuntaban todo en una libretita, no paraban de escribir ni un momento, me gustaría saber que han puesto de mi, y lo peor no es eso, lo peor es que siempre dando en la llaga donde más duele, encima les dice:-“La mano izquierda no es funcional” y ellas lo apuntaron corriendo, ya no me gusta… que hablen de mí, no me gusta que me hagan tantas preguntas, no me gusta que le cuenten mi vida a todo el mundo, son todas unas cotillas.

Yo sin decir nada, acepté su nueva decisión con mucha alegría.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Qué hace un delantero…

Esta historia es de locos, con todo mi cariño, auténtica locura es la de Marta y su nueva afición.

Me dice hace unos días: -“Mamá no me pongas ese abrigo que, luego en el instituto de educación especial jugando al fútbol, me muero de calor.

-“¿Qué?… ¿Qué tu juegas al fútbol?, y ¿De qué juegas?.
-” De portera”, dice ella súper orgullosa.
-“No, ¿En serio? !!! Qué miedo!!! Te darán unos balonazos que no veas.
-“Tranquila mami, no te preocupes, también está Silvia, Víctor, Cristina…y alguien más”.
-“Cuanta peña en la portería, y… ¿Quién mete los goles?”
-“Christian González, es muy bueno, le da muy bien al balón”
-” Yo creo Marta, que tú con el andador serías un buen delantero”.
-“¿Qué hace un delantero…? Pregunta súper interesada en el tema.
-” Esquivar a todos los jugadores y meter gol”

En un silencio corto, cortísimo, me dice:- “No, de eso nada, en la portería de palique se está muy bien.

Ya me extrañaba a mí, el fútbol, a esta lo que le interesa es la cháchara, como siempre.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Tengo discapacidad auditiva…

Supongo que las personas que conocen a Marta saben que una de sus muchas habilidades conservadas es la auditiva, pero al parecer según ella hay gente que no se han enterado todavía.Hace unos días Marta me pregunta:
-“Mamá, tu crees que, tengo discapacidad auditiva…?”.
-“No, Marta no, tienes un oído finísimo”.
-“¿Por qué me preguntas eso?”.
-“El otro día en el colegio dos personas hablaban de mi como si yo no estuviese delante, insistían en que yo necesitaba ayuda para todo y que este año no me podía ir a la excursión de fin de curso”.
-“¡Pero mamá, si yo hago todo sola!: En el pueblo salgo sola, como sola, me ducho sola…¿Por qué dicen esto de mi?.”

-“Marta, necesitas ayuda para hacer todas esas cosas que estás diciendo.Tienes que aprender a diferenciar lo que puedes hacer de lo que no. Vas diciendo por ahí que puedes hacer todo sola, la gente te cree y pasa lo que pasa”.
-“Tienes mucha suerte, Marta, si la gente habla de ti cuando tu estás, así te enteras”.

Después de un silencio cortito…(poro supuesto), me suelta:
-“A mi no me ha hecho ninguna gracia, digas tu lo que digas”.

Creo que sería una buena técnica, hablar del otro cuando este delante, no solo con las personas con discapacidad.

¿Podríais?

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Mi primo saca a la perrina para…

Imaginaos lo difícil que es pasear a un perro cuando no tenemos equilibro ni para sujetarnos a nosotras mismas…, pero Marta es así, después de 16 años el autoconcepto lo damos por perdido y mira que se lo hemos trabajado.

Su prima de Málaga tiene una perrina de agua y el primo mayor, hace un par de días se ofreció a llevarse a Marta a darle un paseo a la perra, sin saber que nuestra Marta le iba a delatar a la primera.

Al día siguiente impaciente, me puso la cabeza loca, hablando pestes del primo; -“Que si no piensa en la perra, que si habíamos quedado y no viene a por mi, que si esto, que si lo otro…”.
-“Marta, no me des ‘la barrila’, el primo sabrá cuando tiene que sacar a Nina, (nombre de la perrina en cuestión).

Va, la sinvergüenza, y me suelta:-“No mamá, mi primo saca a la perrina para… ligar, él no piensa en la Nina, solo piensa en hablar con las chicas”.
-“¡Anda Marta!…¿ y tú?”
-“Yo también, quiero salir a hablar con los cachitas que pasean a sus perros y el primo se ha olvidado de mi”.

Vamos, que ella si piensa en la perra, menudo truco más antiguo.

Publicado en Familia, Sin categoría | Deja un comentario

Tiene las llaves de casa…tiene el poder

Marta este verano esta muy enfadada con su padre y conmigo porque no hemos confiado en ella.

Por las mañanas su hermana pequeña es la que le ayuda con el desayuno, con las tareas, con la ducha… aunque ella insista diciendo que es autónoma, su certificado de discapacidad y su familia están de acuerdo en su gran dependencia.

Hace unos días me dice:

-“¡Mamá! ya no aguanto más en esta casa por las mañanas con Elena, me voy al pueblo con mi abuela, que allí me han dado unas llaves de casa”.

-“¡¿Qué dices Marta?!, ¡que tendrá que ver las llaves con las peleas entre hermanas!”

-“Pues mucho, como ella tiene las llaves de casa… tiene el poder, me manda mucho, no me deja tranquila y se hace la chulita porque vosotros le habéis dado el mando”.

-“Soy la hermana mayor y quiero unas llaves de casa para hacer mi vida”.

-“Quiero ser libre para entrar y salir cuando quiera”.

Como siempre tan simple y tan brillante: Llaves=poder=libertad.

¿Qué hago? ¿Le doy unas llaves de casa?.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Servicios sociales…

En el mes de julio la organización de mi hogar se transforma; no hay clases, los horarios laborales cambian, hay campamentos, programación de vacaciones de unos y otros, aunque sea para bien, es un auténtico caos. 

Imaginaos el estrés que sufre Marta. 

El caso es que Marta está acostumbrada a una vida de orden, rutinas, de atención… y ve como se tambalea el asunto.

En el coche, a las 8:30, camino de Aspace me dice:-“¿¡Mamá, yo hoy no desayuno!?”

Le contesto: — “¿Ahora lo dices?”,¡ he pensado que habías desayunado con papá, ahora te aguantas y aprendes para otro día!

Se produce un silencio…

Yo pensando la solución, claro…

Pero ella en su estilo melodramático me suelta: –“Voy a llamar a los servicios sociales…, y les voy a decir que os quiten la custodia a los dos”.

¡Toma ya!.

¡Lo que tengo que escuchar!.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario